Tres años instalando adoquines tropezones en las calles de Pamplona.

         En Junio del año 2015, en la Calle de la Merced de Pamplona iniciamos el proyecto que llamamos adoquines tropezones. A partir de entonces la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra AFFNA-36, nos implicamos en su desarrollo. Son  un total de 100 las colocadas en las calles del casco viejo de  nuestra ciudad.

         “Aquí vivió” señalan estos adoquines, en un breve y eficaz recordatorio, seguido del nombre, año de nacimiento, fecha de su desaparición y destino final con la fecha del asesinato de estas 3.452 navarras y navarros víctimas de la guerra civil. Esta placa se incrusta en la acera o calle, delante de la puerta del último domicilio de la víctima.

          En Europa este proyecto conmemorativo recibe el nombre de Stolpersteine  (palabra alemana que designa una piedra en el camino que puede hacer tropezar al caminante) De ahí que se denomina indistintamente como adoquín tropezón o adoquín brillante, en alusión al material –latón brillante- con el que está realizado.

          En Navarra, la iniciativa popular y el apoyo público ha creado un digno Parque de la Memoria en Sartaguda, pero a diferencia de este monumento memorialista, el de los adoquines brillantes, no se encuentra en un lugar acotado, sino que se funde con el espacio público, la misma esfera en la que comenzó a desarrollarse el terror franquista, en nuestras calles y plazas. Adoquín a adoquín, iremos construyendo el monumento recordatorio más descentralizado de Navarra.

         Cuando  la gente que pasee por las calles los vea, brillando con su color dorado, o cuando reparen en ellos porque sobresalen ligeramente de la superficie del suelo, cuando intenten leer lo que está grabado en ellos, sin darse cuenta inclinarán la cabeza. Solo entonces perciben que exactamente aquí, una vez vivió no hace mucho tiempo una persona  que fue víctima solamente por pensar distinto, y que sus hijos y nietos conviven con nosotros. Los adoquines se depositan intencionadamente para romper la rutina de nuestras vidas y obligarnos a recordar. Al agacharse para leer el texto en el adoquín, la gente se inclina simbólicamente ante las víctimas. Este gesto dará pie  al inicio de una conversación sobre lo ocurrido, a hablar sobre la persona que se nombra en el adoquín, a platicar sobre la memoria… Y se les devolverá la identidad a las víctimas, devolviéndoles también la dignidad que se les había quitado. Una persona solo es olvidada cuando se olvida su nombre.

Próxima colocación.

       adoquin CaminoDurante este mes de junio hemos procedido a la reposición de alguna de estas placas, a su limpieza y mantenimiento, y queremos cerrar estos tres años de actividad con la colocación de nuevos adoquines.

          El viernes día 22, a las 19 h. en la Calle Estafeta, los adoquines que recordarán a Anselmo Navarro Bujanda, Inocente Hualde Hualde y a José Andrés González.

          El sábado día 23, a las 12,30 h. en la Calle de Santo Domingo se instalará el correspondiente a Camino Oscoz Urriza y en la Calle de la Merced el de Miguel Iribarren Goñi. Se contará con la presencia de familiares de las personas homenajeadas, que participarán activamente en los actos.